Bienvenido a Grupo Walmart de México - A contra reloj, cumplí la misión!!!

Hola, cómo están?

Esperando que muy bien, doy inicio sin tantos preámbulos a lo que es un nuevo episodio en esta aventura del RSF por la zona norte de México y para ser más exacto en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

QUIENES SIGUEN UNO A UNO los capítulos de esta historia, recordarán que tras haberme salido del Restaurante El Sirloin Stockade empecé a meter solicitudes de empleo en varias partes; First Cash, Oxxo, Bodega Aurrerá, Smart, H-E-B-, Soriana y hasta en una taquería de la colonia donde vivo...

Pues antes de contarles sobre qué es lo que pasó con cada uno de esos lugares, haré un apartado para comentarles que el pasado martes por la tarde fui requerido en el Restaurante El Sirloin por dos razones; Una para presentar y firmar mi renuncia y dos para cobrar por los días que trabajé.

Ni tardo ni perezoso, me preparé y justo a las 4 de la tarde como me lo había indicado Mireya (de Recursos Humanos), estaba tocando la puerta trasera del establecimiento.

Dos minutos después, abrió el guardia y me hizo pasar.

Mireya se asomó desde su oficina, me saludó y me dijo que pasara a una de las mesas del restaurante para hablar...

Crucé el pasillo saludando a mis ex compañeros de trabajo y me dirigí a una mesa en donde estaba también Pablo, otro chavo que trabajaba ahí y que se acababa de salir el día anterior.

Me senté y miré que estaba firmando su renuncia y leyendo la baja del contrato...

En eso estaba cuando llegó Mireya y le hice un espacio para que sentara junto a mi, le dije que lamentaba haber dejado el trabajo, que yo estaba muy agradecido con ella por la oportunidad, pero que por cuestiones de salud no podía seguir trabajando ahí.

Me dijo que no había ningún problema, que la verdad muchas personas llegan y se van por distintas razones.

Que ya estaba acostumbrada.

Me entregó varios documentos, me dijo que los leyera y que los firmara.

Así lo hice y luego me entregó una tarjeta verde de Banco Afirme la cual contenía la cantidad de 1,331.00 como pago por los 6 días que laboré en la empresa. Me dijo que a partir de ese momento podía pasar al cajero que estaba frente al restaurante a retirar todo o parte del dinero que me habían depositado.

Dándole las gracias nuevamente, salí de ahí y me dirigí al cajero.

Luego de algunos pasos protocolarios en la pantalla, tuve frente a mi la opción de retirar mi dinero.

Retiré 1,300.00 y me sentí muy satisfecho de ver el fruto de mi trabajo convertido en dinero en efectivo.

Ese dinero que tanta falta le hacía falta a mi familia para comprar comida, unas gelatinas para los niños, unos yogurts, cereales, fruta, carne, huevo, etc.

Salí de ahí, crucé la calle, tomé un camión y fui al Coppel más cercano para enviarle a mi esposa 800 pesos.

Así lo hice y yo me quedé con el resto para pagarle a mi amigo 200 que le debía y utilizar el resto para comprar también algunas cosas de comer y tener disponible para los pasajes mientras continuaba buscando trabajo...

UNA VEZ TERMINADO ESTE APARTADO, les diré que entonces seguí metiendo aplicaciones y todos me decían lo mismo; nosotros le llamamos, pero como esa frase ya está muy trillada, decidí ir más allá y meter presión donde de verdad me interesaba trabajar. Esas era dos opciones; Oxxo y bodega Aurrerá.

A Oxxo fui varias veces, pero noté que el encargado no tenía tantas ganas de contratarme o no le caí bien y desistí.

Así que me focalicé en bodega Aurrerá y lo que hice fue mostrar mi máximo interés.

Empecé por preguntarle a una de las encargadas si necesitaban a alguien ahí, me dijo que sí. Al mismo tiempo, me dijo que metiera mi solicitud y me entregó un folleto con los requisitos.

Luego busqué hablar personalmente con el gerente hasta que lo logré.

Le dije que estaba buscando una oportunidad laboral, que yo vivía cerca de ahí y que estaba listo para empezar a trabajar.

Me miró por un par de minutos y me dijo que llevara mi solicitud, le dije que ya la había llevado y entonces volvió a entregarme otro folleto con los requisitos, los cuales eran muchos y algunos de ellos no los tenía.

Le expliqué eso y me dijo que reuniera los que tuviera para avanzar...

Regresé a casa y empecé a organizar los documentos, fui al ciber a sacar algunas copias y se las pasé a dejar al gerente de la tienda. Me los recibió y me hizo varias preguntas; Puedes trabajar en cualquier horario? Sí. Puedes cargar cosas pesadas? Sí. Puedes trabajar bajo presión? Sí. Puedes trabajar rápido? Sí. Puedes empezar a trabajar de inmediato? Sí. Ok, pues deja tus documentos, dame tu número y yo te llamo después... Ups! Pensé, otra vez lo mismo...

A CONTRA RELOJ !!!

Regresé a casa a comer y justo cuando acababa de terminar, me llegó un mensaje del Gerente.
-Hola, buenas tardes. Soy el gerente de Aurrerá...
Buenas tardes señor, le contesté.
-Por favor tráeme un comprobante de domicilio para integrarlo a tus documentos.
Ok señor, lo busco y se lo llevo.
-Pero lo necesito para antes de las 12:30
Eran las 12:10
Mi amigo estaba en casa y le dije que por favor me prestara un recibo de luz, de agua, de cable, internet o lo que fuera con esa dirección, pero reciente.

Se puso de inmediato a buscar, pero sólo encontró recibos viejos...

Desesperado, le dije que me prestara uno de luz viejo, que iría al cibercafé a imprimir el más reciente.

Salí casi corriendo de casa al ciber más cercano a 4 cuadras.

Al llegar, le dije a la chica que atiende que me imprimiera el recibo de luz nuevo y me dijo que habían tratado varias veces hacerlo, pero que no lo habían conseguido.

Con el tiempo encima, le dije que me prestara una computadora para hacerlo yo mismo y me dijo que sí.

Lo intenté de mil manera y no me fue posible, miré el reloj y eran las 12:22.

Pasé a ver al gerente para explicarle que no había podido obtener un recibo reciente y que sólo tenía de meses anteriores.

Me dijo que necesitaban en Recursos Humanos un recibo con una antigüedad máxima de 3 meses.

Le dije que iría otra vez a casa a ver si mi amigo había encontrado alguno...

Salí corriendo de la tienda, faltaban 5 minutos.

Llegué a la casa y me dijo mi amigo que no había encontrado ninguno.

Sentí que la oportunidad se me iba de las manos cuando miré hacia una de las ventanas de la casa y descubrí algunos sobres de correspondencia de telcel.

Me atreví a abrir el que estaba más arriba y con alegría noté que era una factura de agosto de este año, revisé el día y estaba dentro de los 3 meses que me estaban solicitando.

Lo puse en la mesa y le tomé una foto para enviársela por WhatsApp al gerente de bodega Aurrerá. Ya me había dicho con anterioridad que así se lo podía mandar. Miré el reloj y eran las 12:28. Le escribí diciéndole que iba para allá a llevarle el recibo físico.
Salí hecho la ma#%$#% y llegué a las 12:30 en punto a la tienda. El gerente estaba por el área de frutas y verduras y le extendí la mano con el recibo, seguían siendo las 12:30. Miró su reloj y me dijo que recién ababa de mandar la foto que le había enviado al departamento de Recursos Humanos. Que fuera a sacarle una copia a ese recibo y que se la pasara a dejar. Ya más tranquilo y tras haber pasado la prueba del tiempo, fui a sacar la copia y pasé a dársela. Me dijo que él me llamaría en cuanto le dieran respuesta de Recursos Humanos. Me salí de ahí despacio y confiando en que me dieran la oportunidad...

Después de todo, había hecho todo lo que estuvo en mis manos. Demostré mi interés en el trabajo.

Eran las 4:25 de la tarde cuando me llegó el siguiente mensaje:

Sentí mucha felicidad pues otra vez tenía ante mi la oportunidad de trabajar...

Así que al día siguiente me levanté muy temprano, preparé el almuerzo, almorcé y a las 8:55 ya estaba en la tienda esperando a que saliera el gerente de su oficina. Me pasó, me dio algunas instrucciones y me dio un mandil. Luego me dijo que para empezar, estaría un rato en la caja.

Yo muy emocionado pensé, wow de cajero tan rápido?

Pues no !!

El gerente se refería a que le ayudara a las chicas de la caja a empacar las cosas de los clientes en bolsitas, o sea que la hiciera de cerillo...

Bueno, lo importante era que tenía trabajo.

El día transcurrió sin pormenores y dada mi experiencia en tiendas de abarrotes, no me fue difícil adaptarme.

El día estuvo muy ocupado y me dieron una hora para ir a comer.

Llegó el segundo día y también muy ameno, trabajando aquí, trabajando allá.

Ayer fue mi tercer día de trabajo y tuvimos una mini fiesta de cumpleaños...

Silvia, una de las cajeras estuvo de manteles largos y los compañeros le llevaron un pastel, le cantamos las mañanitas, comimos todos, tomamos soda y seguimos trabajando...

Más tarde, llegó un gerente regional y cuando estaba en la oficina coincidió que fui a buscar al botiquín una pastilla para la gripa y ahí estaba. Lo saludé, buenas tardes señor! Qué tal, me contestó. Eres nuevo aquí? Le dije sí señor, es mi tercer día hoy...

BIENVENIDO A GRUPO WALMART ! Cómo te llamas?

José Luis le dije y me contestó que tenía varios gerentes con ese nombre.

Ok señor, gracias por la oportunidad de trabajo, le dije.

Adelante amigo, cualquier duda o lo que necesites por aquí estamos para ayudarte, me contestó.

Seguí trabajando poniendo algunas cosas en orden, llenando aquí, llenando allá, barriendo, limpiando los baños, sacando la basura, trayendo cajas del cuarto frío, surtiendo aquí, surtiendo allá...

La verdad me está gustando mucho este trabajo pues tengo la oportunidad de aplicar mis conocimientos en tiendas, limpieza y organización. El sueldo es menor al del Sirloin, pero tengo la ventaja enorme de no pagar pasajes y de estar muy cerca de la casa donde vivo. Que Dios bendiga mi nueva fuente de empleo y voy a echarle todas las ganas del mundo para ir mejorando, para desempeñarme de mejor manera cada día.

Hoy fue mi día de descanso y aproveché para venir a compartir con ustedes mi emoción de trabajar en Grupo Walmart.

Gracias por leerme y agradeceré todas sus oraciones y buenos deseos.

Hasta pronto !

Buscando a Noé, mi medio hermano en Reynosa Tamaulipas...

Hola a todas y todos !!

Gracias por estar aquí una vez más.

Este capítulo será breve, pero interesante porque usted notará en esta historia, que a veces con quien menos se cuenta, es con la familia...

Y así me pasó !

Quienes siguen de cerca todos los episodios de esta nueva aventura, recordarán que dejé de trabajar en el Restaurante El Sirloin Stockade por cuestiones de salud y que estaba metiendo aplicaciones (solicitudes de empleo) en varias partes para seguir trabajando de inmediato y no perder el tiempo sin hacer nada y sobre todo, sin ganar nada...

Durante mi búsqueda de oportunidades, recordé que uno de mis medios hermanos (tengo como 50) por parte de de mi papá, en serio, estaba trabajando en la ciudad de Reynosa.

Lo que yo sabía era que trabajaba en Walmart, así que de inmediato salí de casa en busca de mi carnal, mi brother, mi sangre...

Tomé un camión y le dije que me bajara en Walmar y todos se me quedaron viendo como si estuviera loco o como si hubiese dicho una incoherencia, sin saber por qué, le volví a decir al chofer que si estaba muy lejos. Mirandome con cara de WTF, me dijo que no había Walmart en Reynosa, que la tienda había sufrido un incendio y que no la habían vuelto a abrir.

Así que pensé y ahora dónde podré encontrar a mi hermano, mi carnal, mi, bueno ya !!!

Así que bajé de la pesera, me senté en una banca de una plaza comercial y saqué mi celular...

Entré al Messenger de Facebook y empecé a agregar a todos los que tuvieran los mismo apellidos y vivieran en Reynosa. Encontré como 30 y a todos los hice mis amigos...

A los pocos minutos, me contactó una mujer...

Hola, eres tu?
Sí, soy yo, por qué?

Cómo?, si soy quién?

Tú eres José, el hermano de Juan y de Pedro y de Raúl y de Yadira, y de Moisés y de Noé y de bla, bla, bla...

Sí, sí soy yo !!

Quién es usted?

Soy Panchita, la esposa de tu hermano Ramiro...

Ah, ok, muy bien, mucho gusto...

Pues mire, yo agregué como a mil personas, porque estoy buscando a mi hermano Noé que me dijeron que trabajaba en Reynosa en el Walmart.

Ah, ok !

Bueno, él no trabajaba ahí, sino el el Smart !!

Ah ok entiendo, suena muy parecido, Walmart, Smart...

Y usted sabe en cuál de todos los 30 Smart que hay en Reynosa, lo puedo encontrar?

Claro, en el que está en Periférico...

Ok, me ha ayudado usted muchísimo, ahora mismo voy en busca de Noé...

Claro José, que te vaya bien, buena suerte !

Gracias hasta pronto !

Tomé otro camión y legué al Smart de Periférico, mi corazón latía con más fuerza, vería a mi medio hermano después de 20 años, no menos, como 25... La emoción era mucha y desde que entré miraba a todos los empleados creyendo que cualquiera de ellos podría ser Noé. Le pregunté a uno, le pregunté a otro y a otro y nadie sabía nada de él.

Hasta que una señora me sugirió que fuera al Departamento de Recursos Humanos a preguntar en el segundo piso.

Subí las escaleras con la misma emoción y llegué a la oficina.

Buenas tardes, señorita, estoy buscando a mi hermano Noé, me dijeron que trabaja aquí.

Noé qué se apellida?

Noé bla bla bla...

Checó su base de datos una y otra vez y no lo encontró...

No amigo, él no trabaja aquí.

Le di las gracias y salí de ahí muy triste y decepcionado.

Quizás me habían engañado que él trabajaba ahí...

Iba bajando las escaleras cuando me encontré a un señor de la tercera edad que llevaba una soda bien fría. Por azares del destino se me ocurrió preguntarle, disculpe buen hombre, conoce usted a Noé?

Sí, me contestó enseguida y mis ojos volvieron a iluminarse, ese señor sí conocía a mi hermano, mi carnal, mi, bueno ya !!!

Oiga señor y él trabaja aquí?

No, él estuvo aquí, pero lo cambiaron a otro Smart que está por el centro.

Ah ok señor, le agradezco la información, él es mi hermano y ahora mismo voy a buscarlo...

Tomé otro camión, me dejó enfrente del Smart y entré apresuradamente para buscar a mi hermano, le pregunté a todos los empleados y nada!!! Hasta que se me ocurrió ir al área de informes para que lo vocearan.

Le avisaron una vez, le avisaron dos, le avisaron tres y nada !

Ya me estaba desesperando cuando me dijo la señorita que ya venía para esa área, que por favor esperara.

Se acercaba alguien y yo pensaba que era él, se acercaba otro y también. Yo con los brazos listos para darle la bienvenida a mi hermano, pues teníamos tantos años sin vernos...

Hasta que de pronto vi una cara conocida y dije entre mi, ese es mi hermano, siento la buena vibra, la sangre llama...

Cuando estaba a un metro de mi, estiré mis brazos diciéndole, carnal, qué onda, tanto tiempo, cómo estás, soy José tu hermano, qué tal...

Y él haciendo cara de fuchi y tratando de evadir mi abrazo sincero, me dijo quién es usted?

Soy tu hermano, ya no te acuerdas de mi, anduvimos juntos en las ferias con mi papá, Don Rubén !!!

Ah ok, espere un momento ando muy ocupado, me dijo y se fue con un señor que parecía estarlo esperando también en la misma área...

Un encuentro de sentimientos invadió mi corazón, se fue la paz llegó la incertidumbre, el malestar, la frialdad, la soledad...

Me quedé ahí esperando como perrito regañado mirando para el lugar donde se había ido, pasaron 10 minutos, 15, 20 media hora y nada...

Ya casi me salía llorando cuando regresó por el lado contrario...

Ah ok entonces andas por acá paseando?

No, no exactamente, vine a buscar trabajo aquí a Reynosa, estuve en El Sirloin, pero me hizo daño el ambiente donde trabajaba y me salí. Ahora ando metiendo aplicaciones en varias partes y pues antes que nada vine a buscarte para volver a verte después de tanto tiempo y de paso a saber si podía contar contigo para que me recomendaras aquí donde tú trabajas.

Charlamos un poco sobre papá y luego me dijo, Pues ok, ven aquí, en la entrada está la persona de Recursos Humanos quién te dará una solicitud para que la llenes...

Me llevó ahí, se sentó conmigo un minuto, la chica que estaba ahí atendiendo le preguntó que quién me recomendaba, le dijo que él, ella le preguntó sobre el parentesco de nosotros y él le dijo, somos familia...
Ella le dijo qué son exactamente?
Y él contestó medios hermanos...
Ok pues que llene la solicitud...

Está bien contestó él, se levantó y se fue...

Yo me quedó ahí como menso llenado 6 hojas con tanta información que hasta pensé que me la darían de gerente...

Una vez que llené la solicitud, me dijo la chica qué trabajo me interesaba y le dije que en caja o en el área de abarrotes, me dijo que por el momento sólo tenía en panadería turno nocturno o en abarrotes también en la noche. Le dije que la verdad no podía trabajar de noche porque no era bueno para las desveladas, que mejor me avisara cuando tuviera algo de día.

Me dijo que sí y nos despedimos...

Salí de ahí y regresé al interior de la tienda para volver a buscar a mi hermano, darnos los números de teléfonos y despedirme.

Lo busqué por todas partes y jamás lo encontré. Pregunté por él y nada !!

Desesperado y decepcionado, compré un plátano, una botella de agua y salí de la tienda caminando hacia el centro comiendo mi banana por la calle. Todos se me quedaban mirando mientras yo pensaba lo cruel que a veces es la vida...

Ya no llevaba yo dinero, tenía hambre, tenía sed y necesitaba ayuda...

Yo esperaba que mi hermano me hubiese dicho, carnal, ya comiste, no quieres una soda, no quieres mínimo un vaso con agua de la llave?

Dónde vives? Estás bien ahí? Necesitas algo de dinero para tus gastos mientras encuentras trabajo?

No se, tantas cosas que yo en su en su lugar, sí habría hecho...

En fin, él sabe porque se comportó así conmigo y a mi sólo queda recordar la frase que tanto decía mi abuelita; La familia como el sol, entre más lejos, mejor!!!

Mientras caminaba y caminaba por no tener dinero ni para la pesera, pensaba tantas cosas...

Quizás él tampoco tenía dinero, quizás se le olvidó invitarme un trago de agua, una fruta, un taco o un tamal.

Quiero creer que su reacción fue esa porque estaba en horario de trabajo, quiero pensar que la vida nos dará otra oportunidad, que quizás sea yo quien un día de estos vuelva a buscarlo y lo invite a comer.

Finalmente es mi hermano, es mi carnal, es mi....

Pues bien, luego de caminar tanto, encontré a un señor que estaba con la puerta abierta de su camioneta y le pedí para el camión. Le dije que andaba buscando trabajo y enseguida me regaló 10 pesos. Con eso regresé a casa...

Triste, con hambre, con sed, pero satisfecho porque había visto a mi hermano.

Encontré a Noé y eso era lo más importante que había pasado en ese día...

Pues bien, así terminaré este capítulo.

Gracias por leerme !!

Mis mejores deseos para ustedes...

Reynosa, Tamaulipas. - Conociendo el centro de la ciudad - Mole con Arroz...

Hola a todas y todos quienes siguen de cerca uno a uno los capítulos del Reportero Sin Fronteras en esta nueva odisea por el norte de México. Gracias por leer mis aventuras y el día de hoy quiero recrear sus pulipas con una serie de fotos que tomé durante mi visita por el centro de Reynosa Tamaulipas.

ESTO FUE EL PASADO Día jueves 2 de noviembre aprovechando que fue mi día de descanso en el Restaurante Sirloin Stokade donde trabajaba, decidimos con mi amigo irnos de vagos por el centro a ver qué veíamos, qué encontrábamos, qué hacíamos y qué nos comíamos...

SALIMOS DE LA CASA DE MI AMIGO A BUENA HORA, QUIZÁS como a las 11 de la mañana después de almorzar bien rico una carnita de res con cebolla y frijoles refritos...
UNA VEZ QUE almorzamos, caminamos como 3 kilómetros para tomar el autobús que nos dejaría en el centro de la ciudad.

Tras 30 minutos aproximadamente, llegamos a lo que es el corazón de Reynosa, un lugar bonito donde se encuentra la Catedral de la Virgen de Guadalupe, Patrona de la ciudad, un parque, un kiosko, una plaza, un corredor comercial, un mercado y algunas tiendas...

Pero es mejor que ustedes vean las fotos para que tengan una idea más clara de lo que pueden encontrar al visitar la ciudad de Reynosa en su región centro.

DISFRUTEN LAS FOTOS...

Interior de la Catedral de la Virgen de Guadalupe
Vista panorámica tomada desde el exterior de la Catedral
Panorámica del centro de Reynosa
Corredor comercial en el centro de Reynosa
Entrada al Mercado Zaragoza
Ropa artesanal en el Mercado
Información sobre el Mercado
El famoso restaurante La Estrella en Reynosa
Lo que queda del Huachinango
PUES BIEN, una vez que recorrimos sin prisa, pero sin pausa el centro de la ciudad, fuimos a visitar a un amigo de mi amigo quien tiene una taquería a unas cuantas cuadras del centro.

Muy amable Lorenzo nos invitó algo de tomar, yo elegí un agua de jamaica de 1 litro y mi amigo una coca bien fría.

Luego de charlar un poco con él, nos invitó un plato de mole con arroz pues era el día 2 de noviembre, Día de Muertos o Todos Santos y por azares del destino también nos tocó parte de la ofrenda.

COMIMOS MUY RICO y aproveché para pedirle permiso y tomar una foto de su altar que lucía hermoso con mucha comida, postres, cervezas, velas y flores...
CHARLAMOS UN POCO MÁS y nos despedimos para regresar a casa...

Eso es todo lo que contiene este capítulo que más que otra cosa ha intentado y espero que haya logrado de cierta manera darle a usted una probadita de lo que puede ver en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

ESPERO QUE HAYA DISFRUTADO esta visita virtual y le invito a leer muy pronto un capítulo más.

Gracias!

Saludos en la distancia.

CAPÍTULO ANTERIOR
El trabajo del Restaurante - Debut y Despedida - Gracias Mireya, gracias Don Óscar...

El trabajo del Restaurante - Debut y Despedida - Gracias Mireya, gracias Don Óscar...

Hola, hola, hola!

AQUÍ UNA VEZ MÁS EL REPORTERO SIN FRONTERAS, el hombre, el mito, la leyenda...

BUENO, YA SIN TANTO ROLLO les saludo atentamente deseando que estén muy bien y agradeciéndoles por tomarse el tiempo de leer mis pend$#$#"&%...

EN ESTA OCASIÓN, daré continuidad a esta historia recordándoles que nos quedamos en que gracias a Dios, a mi amigo, a Mireya y a Don Óscar había logrado entrar a trabajar en el Restaurante Sirloin Stockade de la ciudad de Reynosa, Tamaulipas...

Pues resulta que al cuarto día de trabajar en ese lugar en el área de parrilla y plancha cocinando cortes americanos, calentando la costilla, los steaks, los ingredientes como vegetales para las guarniciones, cebolla, morrón, calabazitas, haciendo taquitos, calentando tortillas y metiendo y sacando del horno las pizzas aunado al hecho de ir con frecuencia al cuarto frío (un refrigerador gigante más grande que mi casa), empecé a sentir los estragos de esa combinación ambiente frío/ambiente caliente pues me enfermé de un fuerte resfriado con mucha tos seca, ojos llorosos, escurrimiento nasal y dificultad para respirar correctamente.

Uno de esos días tuve que abandonar mi zona de trabajo ante la tos tan fuerte que tenía. Me escondí por algunos minutos en un lugar seguro hasta que se me controló la tos y luego regresé a trabajar.

Al segundo día de malestares relacionados con el ambiente de trabajo y al quinto día de trabajar en ese lugar, hablé con Don Óscar para solicitarle un cambio al área de "Loza" (lavatrastes), a lo que él me dijo que quizás no era el ambiente de trabajo y esa combinación de frío/calor lo que me estaba haciendo mal, sino los cambios de temperatura que se estaban presentando en esos días.

Agregó que él también llevaba algunos días con resfriado, gripe y tos y que lo más seguro era que se debiera a las condiciones climatológicas pues él no trabajaba en el ambiente que yo trabajaba.

Finalizó diciéndome que me quedara unos días más y que de notar que yo seguía igual, me cambiaría con gusto a lavatrastes.

Le di las gracias y seguí mi trabajo...

Es posible que tuviera razón, sin embargo él no sabía que yo tengo asma y que desde hace varios meses no he podido comprar mi inhalador y mis pastillas Montelukast de Everest que el Otorrinolaringólogo me recetó de por vida hace más de 1 año.

Esa es la causa más probable del porqué me sentía así y si a eso le sumamos el cambio de temperatura y el polvo excesivo que hay en la ciudad de Reynosa, antes sigo escribiendo...

Al día siguiente miércoles que fui a trabajar me di cuenta que seguía peor y me esperé al jueves que era mi día de descanso para tratar de recuperarme. Llegó el jueves y yo estaba muy mal. Así que con el dolor de mi corazón, decidí abandonar ese trabajo.

Antes de la hora de entrada, llamé al restaurante y agradeciéndoles la oportunidad laboral, les expliqué las razones por las que no podría seguir trabajando ahí y presenté mi renuncia.

Sin perder tiempo, empecé a investigar sobre otros empleos en la zona y reuní los documentos para agregarlos a la solicitud de empleo y entregarlos en algunas partes. Esta vez les dejé en claro que no podía trabajar bajo ambientes de calor o frío y menos donde hubiera una combinación de ambos.

Sobre todo esto, sigo en espera de que alguna de las empresas en las que metí papeles me llame y empezar nuevamente a trabajar.

Porque quiero que les quede claro que trabajar sí quiero, pero no puedo hacerlo en un lugar en el que me vaya a perjudicar pues ningún sueldo por alto que éste sea me va a alcanzar para pagar el médico y la medicina que necesite en caso de volver a enfermarme y que sea más grave.

PUES ESTE CAPÍTULO TERMINA AQUÍ diciéndoles que seguiré buscando lugares donde pueda meter aplicaciones con la esperanza de que pronto pueda seguir laborando porque mi familia está esperando el dinerito para comer...

Gracias por leerme y seguimos adelante...

EN EL SIGUIENTE capítulo, los llevaré por una guía virtual hasta el centro de Reynosa Tamaulipas para que conozcan un poco más sobre esta ciudad.

Saludos en la distancia.

CAPÍTULO ANTERIOR
Sirloin Stockade Reynosa, un lugar para comer mucho, con poco dinero...