Bienvenido a Grupo Walmart de México - A contra reloj, cumplí la misión!!!

Hola, cómo están?

Esperando que muy bien, doy inicio sin tantos preámbulos a lo que es un nuevo episodio en esta aventura del RSF por la zona norte de México y para ser más exacto en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

QUIENES SIGUEN UNO A UNO los capítulos de esta historia, recordarán que tras haberme salido del Restaurante El Sirloin Stockade empecé a meter solicitudes de empleo en varias partes; First Cash, Oxxo, Bodega Aurrerá, Smart, H-E-B-, Soriana y hasta en una taquería de la colonia donde vivo...

Pues antes de contarles sobre qué es lo que pasó con cada uno de esos lugares, haré un apartado para comentarles que el pasado martes por la tarde fui requerido en el Restaurante El Sirloin por dos razones; Una para presentar y firmar mi renuncia y dos para cobrar por los días que trabajé.

Ni tardo ni perezoso, me preparé y justo a las 4 de la tarde como me lo había indicado Mireya (de Recursos Humanos), estaba tocando la puerta trasera del establecimiento.

Dos minutos después, abrió el guardia y me hizo pasar.

Mireya se asomó desde su oficina, me saludó y me dijo que pasara a una de las mesas del restaurante para hablar...

Crucé el pasillo saludando a mis ex compañeros de trabajo y me dirigí a una mesa en donde estaba también Pablo, otro chavo que trabajaba ahí y que se acababa de salir el día anterior.

Me senté y miré que estaba firmando su renuncia y leyendo la baja del contrato...

En eso estaba cuando llegó Mireya y le hice un espacio para que sentara junto a mi, le dije que lamentaba haber dejado el trabajo, que yo estaba muy agradecido con ella por la oportunidad, pero que por cuestiones de salud no podía seguir trabajando ahí.

Me dijo que no había ningún problema, que la verdad muchas personas llegan y se van por distintas razones.

Que ya estaba acostumbrada.

Me entregó varios documentos, me dijo que los leyera y que los firmara.

Así lo hice y luego me entregó una tarjeta verde de Banco Afirme la cual contenía la cantidad de 1,331.00 como pago por los 6 días que laboré en la empresa. Me dijo que a partir de ese momento podía pasar al cajero que estaba frente al restaurante a retirar todo o parte del dinero que me habían depositado.

Dándole las gracias nuevamente, salí de ahí y me dirigí al cajero.

Luego de algunos pasos protocolarios en la pantalla, tuve frente a mi la opción de retirar mi dinero.

Retiré 1,300.00 y me sentí muy satisfecho de ver el fruto de mi trabajo convertido en dinero en efectivo.

Ese dinero que tanta falta le hacía falta a mi familia para comprar comida, unas gelatinas para los niños, unos yogurts, cereales, fruta, carne, huevo, etc.

Salí de ahí, crucé la calle, tomé un camión y fui al Coppel más cercano para enviarle a mi esposa 800 pesos.

Así lo hice y yo me quedé con el resto para pagarle a mi amigo 200 que le debía y utilizar el resto para comprar también algunas cosas de comer y tener disponible para los pasajes mientras continuaba buscando trabajo...

UNA VEZ TERMINADO ESTE APARTADO, les diré que entonces seguí metiendo aplicaciones y todos me decían lo mismo; nosotros le llamamos, pero como esa frase ya está muy trillada, decidí ir más allá y meter presión donde de verdad me interesaba trabajar. Esas era dos opciones; Oxxo y bodega Aurrerá.

A Oxxo fui varias veces, pero noté que el encargado no tenía tantas ganas de contratarme o no le caí bien y desistí.

Así que me focalicé en bodega Aurrerá y lo que hice fue mostrar mi máximo interés.

Empecé por preguntarle a una de las encargadas si necesitaban a alguien ahí, me dijo que sí. Al mismo tiempo, me dijo que metiera mi solicitud y me entregó un folleto con los requisitos.

Luego busqué hablar personalmente con el gerente hasta que lo logré.

Le dije que estaba buscando una oportunidad laboral, que yo vivía cerca de ahí y que estaba listo para empezar a trabajar.

Me miró por un par de minutos y me dijo que llevara mi solicitud, le dije que ya la había llevado y entonces volvió a entregarme otro folleto con los requisitos, los cuales eran muchos y algunos de ellos no los tenía.

Le expliqué eso y me dijo que reuniera los que tuviera para avanzar...

Regresé a casa y empecé a organizar los documentos, fui al ciber a sacar algunas copias y se las pasé a dejar al gerente de la tienda. Me los recibió y me hizo varias preguntas; Puedes trabajar en cualquier horario? Sí. Puedes cargar cosas pesadas? Sí. Puedes trabajar bajo presión? Sí. Puedes trabajar rápido? Sí. Puedes empezar a trabajar de inmediato? Sí. Ok, pues deja tus documentos, dame tu número y yo te llamo después... Ups! Pensé, otra vez lo mismo...

A CONTRA RELOJ !!!

Regresé a casa a comer y justo cuando acababa de terminar, me llegó un mensaje del Gerente.
-Hola, buenas tardes. Soy el gerente de Aurrerá...
Buenas tardes señor, le contesté.
-Por favor tráeme un comprobante de domicilio para integrarlo a tus documentos.
Ok señor, lo busco y se lo llevo.
-Pero lo necesito para antes de las 12:30
Eran las 12:10
Mi amigo estaba en casa y le dije que por favor me prestara un recibo de luz, de agua, de cable, internet o lo que fuera con esa dirección, pero reciente.

Se puso de inmediato a buscar, pero sólo encontró recibos viejos...

Desesperado, le dije que me prestara uno de luz viejo, que iría al cibercafé a imprimir el más reciente.

Salí casi corriendo de casa al ciber más cercano a 4 cuadras.

Al llegar, le dije a la chica que atiende que me imprimiera el recibo de luz nuevo y me dijo que habían tratado varias veces hacerlo, pero que no lo habían conseguido.

Con el tiempo encima, le dije que me prestara una computadora para hacerlo yo mismo y me dijo que sí.

Lo intenté de mil manera y no me fue posible, miré el reloj y eran las 12:22.

Pasé a ver al gerente para explicarle que no había podido obtener un recibo reciente y que sólo tenía de meses anteriores.

Me dijo que necesitaban en Recursos Humanos un recibo con una antigüedad máxima de 3 meses.

Le dije que iría otra vez a casa a ver si mi amigo había encontrado alguno...

Salí corriendo de la tienda, faltaban 5 minutos.

Llegué a la casa y me dijo mi amigo que no había encontrado ninguno.

Sentí que la oportunidad se me iba de las manos cuando miré hacia una de las ventanas de la casa y descubrí algunos sobres de correspondencia de telcel.

Me atreví a abrir el que estaba más arriba y con alegría noté que era una factura de agosto de este año, revisé el día y estaba dentro de los 3 meses que me estaban solicitando.

Lo puse en la mesa y le tomé una foto para enviársela por WhatsApp al gerente de bodega Aurrerá. Ya me había dicho con anterioridad que así se lo podía mandar. Miré el reloj y eran las 12:28. Le escribí diciéndole que iba para allá a llevarle el recibo físico.
Salí hecho la ma#%$#% y llegué a las 12:30 en punto a la tienda. El gerente estaba por el área de frutas y verduras y le extendí la mano con el recibo, seguían siendo las 12:30. Miró su reloj y me dijo que recién ababa de mandar la foto que le había enviado al departamento de Recursos Humanos. Que fuera a sacarle una copia a ese recibo y que se la pasara a dejar. Ya más tranquilo y tras haber pasado la prueba del tiempo, fui a sacar la copia y pasé a dársela. Me dijo que él me llamaría en cuanto le dieran respuesta de Recursos Humanos. Me salí de ahí despacio y confiando en que me dieran la oportunidad...

Después de todo, había hecho todo lo que estuvo en mis manos. Demostré mi interés en el trabajo.

Eran las 4:25 de la tarde cuando me llegó el siguiente mensaje:

Sentí mucha felicidad pues otra vez tenía ante mi la oportunidad de trabajar...

Así que al día siguiente me levanté muy temprano, preparé el almuerzo, almorcé y a las 8:55 ya estaba en la tienda esperando a que saliera el gerente de su oficina. Me pasó, me dio algunas instrucciones y me dio un mandil. Luego me dijo que para empezar, estaría un rato en la caja.

Yo muy emocionado pensé, wow de cajero tan rápido?

Pues no !!

El gerente se refería a que le ayudara a las chicas de la caja a empacar las cosas de los clientes en bolsitas, o sea que la hiciera de cerillo...

Bueno, lo importante era que tenía trabajo.

El día transcurrió sin pormenores y dada mi experiencia en tiendas de abarrotes, no me fue difícil adaptarme.

El día estuvo muy ocupado y me dieron una hora para ir a comer.

Llegó el segundo día y también muy ameno, trabajando aquí, trabajando allá.

Ayer fue mi tercer día de trabajo y tuvimos una mini fiesta de cumpleaños...

Silvia, una de las cajeras estuvo de manteles largos y los compañeros le llevaron un pastel, le cantamos las mañanitas, comimos todos, tomamos soda y seguimos trabajando...

Más tarde, llegó un gerente regional y cuando estaba en la oficina coincidió que fui a buscar al botiquín una pastilla para la gripa y ahí estaba. Lo saludé, buenas tardes señor! Qué tal, me contestó. Eres nuevo aquí? Le dije sí señor, es mi tercer día hoy...

BIENVENIDO A GRUPO WALMART ! Cómo te llamas?

José Luis le dije y me contestó que tenía varios gerentes con ese nombre.

Ok señor, gracias por la oportunidad de trabajo, le dije.

Adelante amigo, cualquier duda o lo que necesites por aquí estamos para ayudarte, me contestó.

Seguí trabajando poniendo algunas cosas en orden, llenando aquí, llenando allá, barriendo, limpiando los baños, sacando la basura, trayendo cajas del cuarto frío, surtiendo aquí, surtiendo allá...

La verdad me está gustando mucho este trabajo pues tengo la oportunidad de aplicar mis conocimientos en tiendas, limpieza y organización. El sueldo es menor al del Sirloin, pero tengo la ventaja enorme de no pagar pasajes y de estar muy cerca de la casa donde vivo. Que Dios bendiga mi nueva fuente de empleo y voy a echarle todas las ganas del mundo para ir mejorando, para desempeñarme de mejor manera cada día.

Hoy fue mi día de descanso y aproveché para venir a compartir con ustedes mi emoción de trabajar en Grupo Walmart.

Gracias por leerme y agradeceré todas sus oraciones y buenos deseos.

Hasta pronto !
Publicar un comentario